Muchas personas se preguntan si pueden ser autónomos no residentes en España y, ante esto, la respuesta es un sí. No obstante, hay que saber cómo hacerlo y las condiciones especiales que esto conlleva. Por este motivo, en este artículo vamos a hablar acerca de ello para que te quede todo mucho más claro.

Autónomos no residentes en España ¿cómo serlo?

Obviamente, la figura del autónomo no es exclusiva de España sino que, por el contrario, en otros países tienen fórmulas similares para aquellos trabajadores que se emplean por su cuenta.

Pues bien, a la hora de desplazarte a vivir a otro país, existen dos modalidades para seguir siendo autónomo y cotizar en España. La primera de ellas es el autónomo desplazado al extranjero que tiene un máximo de dos años para volver o, en segundo lugar, puedes optar por la fórmula de autónomo desplazado por más de dos años.

El autónomo desplazado

Si eliges esta modalidad podrás irte a vivir a cualquier otro país comunitario y estar dado de alta en España. No obstante, el periodo máximo será de dos años en el país extranjero.

Durante este tiempo estarás cubierto por la seguridad social española pero deberás cumplir una serie de requisitos. El primero es que determines dónde se encuentra tu domicilio fiscal, ya que a raíz de esto tendrás la obligación de tributar según uno u otro territorio.

Mientras que permanezcas en España durante más de 183 días del año, si no estás separado o si tus hijos residen en España, tu domicilio fiscal se encontrará en nuestro país.

Por tanto, tus gastos como autónomo se podrán deducir según las leyes españolas y la única diferencia se daría en la tributación del IVA. Para tributarlo tendrás que deducir el total en el Impuesto sobre la Renta.

Si se estima que tu residencia fiscal es fuera de España, te regirás por la legislación del otro país aunque tributes tus rentas en España. Para ello deberás presentar en España los impuestos que deduzcas y sus rendimientos mediante el Impuesto de la Renta de los No Residentes.

Autónomo desplazado más de dos años

Esta es la segunda fórmula a la que pueden acogerse los autónomos no residentes en España. Si la ausencia del país de origen se excede más de dos años tendrás que solicitar a la Administración una exención para que la cobertura de la Seguridad Social se mantenga durante más tiempo.

Si no se aprueba la exención o se supera el tiempo ampliado, deberás darte de alta en el país donde te traslades. Pagando de esta manera tus cotizaciones allí. Por tanto, puede ser importante que consultes la normativa fiscal del país al que te trasladas para saber a qué leyes tendrás que atenerte.

Infórmate adecuadamente

Ahora que conoces esta información, te recomendamos que te informes de manos de profesionales. Deberás saber qué fórmula de las dos disponibles para los autónomos no residentes en España te conviene más y a cuál deberás acogerte. Además de, claro está, saber las normas por las cuales tendrás que regirte en el país al que te diriges.